¿Qué es el Patrimonio de la Humanidad? El nacimiento del término.

ÁngelaHistoria del Patrimonio, Primeros pasos0 Comments

Aunque durante todo el siglo XX se gestó la concepción que hoy tenemos de lo que es el patrimonio cultural, hace unas décadas hubo un punto de inflexión que marcaría un antes y un después en los ideales que rigen tanto la definición como la protección del patrimonio cultural. Fue el momento en el que se generó el concepto de Patrimonio Mundial o Patrimonio de la Humanidad.

Escuchamos esta denominación constantemente. Es común que al hablar de patrimonio cultural, pensemos inmediatamente en Patrimonio de la Humanidad. No obstante, es la categoría más famosa de todas, la que mayor transcendencia tiene.

Cuando viajamos, si en la guía turística que consultamos aparece algo catalogado como Patrimonio de la Humanidad, pensamos en que nos encontramos ante algo muy importante, que merecerá la pena conocer. Pero, ¿dónde y cómo comenzó a funcionar esta categoría de patrimonio cultural? En la Carta de París.

¿Qué es y cuándo tuvo lugar?

Se denomina comúnmente Carta de París al documento que resultó de la 17 reunión de la Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural de la UNESCO celebrada en París, en 1972.

¿Qué ocurrió allí?

La Convención determinó que era necesario no sólo proteger el patrimonio cultural, sino crear una categoría (una especie de lista VIP del patrimonio) para aquellas localizaciones que fueran consideradas relevantes para toda la humanidad. Se establecieron entonces unas normas para considerar el patrimonio cultural a nivel global. Ocurrió lo mismo con los sitios naturales.

¿Y cómo se definió el Patrimonio Cultural?

Se dividió en tres categorías:

-Monumentos: “Obras arquitectónicas, de escultura o de pintura monumentales, elementos o estructuras de carácter arqueológico, inscripciones, cavernas y grupos de elementos que tenga un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.”

-Conjuntos: “Grupos de construcciones, aisladas o reunidas, cuya arquitectura, unidad e integración en el paisaje les dé un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.”

-Lugares: “Obras del hombre u obras conjuntas del hombre y la naturaleza así como las zonas, incluidos los lugares arqueológicos que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista histórico, estético, etnológico o antropológico”.

Accede al texto completo de la carta en su traducción oficial al español, pulsando aquí.

La misión de esta convención era la de nombrar para proteger aquellas localizaciones que estaban en inminente peligro de destrucción y, de paso, actuar de manera preventiva en otros casos.

Vista de la Alhambra desde el Albaicín.

Vista de la Alhambra desde el Albaicín. Patrimonio Mundial desde 1984.

¿Por qué es importante este texto?

Esta consideración global del patrimonio supuso el inicio de la corriente legisladora moderna del patrimonio cultural que tuvo lugar a finales del siglo XX.  Normativas nacionales comenzaron entonces a abordar esta cuestión, así como las delegaciones regionales de otras instituciones creadas para velar por el patrimonio.

¿Entonces, Patrimonio Cultural es sólo lo que dice la Carta del 72?

No, porque cada país, cada cultura, define para sí misma su significado de lo que es patrimonio cultural y lo gestiona según la normativa aplicable. No hace falta que algo esté en la lista de la UNESCO para que sea considerado patrimonio cultural por una determinada comunidad. Por ejemplo, el Patrimonio Cultural Inmaterial se definió más tarde. La consideración de que no sólo aquello físico, construido o intervenido por el hombre puede ser patrimonio es algo que se regula después de la Carta de París. En un próximo post hablaremos de ello.

 ¿La inclusión en la lista es para siempre?

De nuevo, no. Cuando un sitio es incluido en la lista como Patrimonio de la Humanidad, ello conlleva ciertas ventajas (sobre todo de promoción), pero también obligaciones. Como expliqué al inicio del post, el Patrimonio Mundial es un concepto que nace para poder proteger ciertos lugares. Que algo sea Patrimonio de la Humanidad quiere decir que -supuestamente- ese lugar ha de ser preservado según los principios establecidos en la Carta de París.

El paso previo a desaparecer de la lista es el de pertenecer a otra denominada Patrimonio Mundial en Peligro. Cuando un lugar se encuentra en esta situación y hay estabilidad en la región, se negocian planes para poner en marcha procesos de recuperación o freno del deterioro. Si no se llevan a cabo, se acabó. Y le ocurrió al Valle del Elba (declarado “paisaje cultural”) por culpa de un  viejo enemigo conocido de la conservación del patrimonio: un plan urbanístico.


De todas formas, es muy complicado salir de la lista. Hay que empeñarse en ello, por así decirlo. Es común ver muchos sitios históricos que han modificado o descuidado algunas de las características que en su día les condujeron a tener un puesto en la lista y siguen formando parte de ella.

¿Cuántos sitios protegidos hay?

En este enlace se puede observar la distribución por regiones de los sitios que han sido nombrados como Patrimonio Mundial  (Cultural, Natural y Mixto), desde que se aprobó la Carta hasta hoy. ¿Os llama algo la atención?

La concentración de sitios protegidos en Europa es clara. Teniendo en cuenta que el Comité del Patrimonio mundial  que se creó con la Carta de París se formó con 15 Estados Partes de la Convención y que hay 206 Estados en el Mundo, ¿no puede resultar un poco difícil decidir en  términos mundiales o “de la Humanidad” cuando hablamos de Patrimonio? ¿Son los criterios de conservación y puesta en valor tan universales como esta categoría de patrimonio nos invita a pensar?

La ilustración de Juan García refleja esta contradicción; la clásica figura del superhéroe dispuesto a salvar a la Humanidad aplicando su perspectiva occidental.

La UNESCO ha evolucionado mucho desde su creación y, como veremos más adelante, a lo largo del final del siglo XX y comienzo del XXI, el concepto de patrimonio ha crecido y, lo más importante, se ha diversificado.

 

 

Este artículo pertenece a la categoría de Historia del Patrimonio. En ella, queremos hablarte de momentos históricos y acontecimientos que han marcado la concepción del Patrimonio Cultural. Leer acerca de ellos te ayudará a entender cómo se generó la idea de Patrimonio y cómo funciona actualmente.

Deja un comentario